La Consejería asfixia a los centros al no hacer efectivo el Presupuesto

Volver

Asturias May 04, 2017

A finales de marzo de este año, llegó a los centros un correo donde se informaba de la puesta en marcha de una nueva herramienta de gestión económica (SIGECE-sistema integral de gestión para centros educativos), presupuestada en 57.840€. Esta aplicación informática sería usada por la Consejería para comunicar la asignación anual del año en curso. Además, a través de ella, se podrían formular las alegaciones oportunas desde los centros educativos y serviría para justificar el gasto por las inversiones previstas usando el remanente de dinero del año anterior. Así mismo, es la utilidad a usar para realizar las peticiones de mobiliario para el centro educativo. Estamos en mayo y los centros han recibido a través SIGECE la comunicación de la cantidad asignada para gastos de funcionamiento y de comedor para 2017, pero no han recibido aún el ingreso presupuestario, por lo que se están funcionando con el remanente del año pasado. Si lo hubiera. Porque el presupuesto de los centros se elabora anualmente, para ejecutarlo en ese año natural, y está pensado para dejar las cuentas a cero a 31 de diciembre. En la Consejería aconsejan, verbalmente, dejar un poco de dinero para sobrevivir el mes de enero, principios de febrero. “Yo dejo más dinero del que aconsejan, para que me dure más tiempo, porque, con sus retrasos, si ejecutas el presupuesto al 100%, durante meses ya no te queda dinero para gastar en nada: ni para el capítulo 422A (gastos de funcionamiento) ni para el 423B (comedor escolar), ni para imprevistos”, ha resumido un director consultado por ANPE. Y aquí llega la cuadratura del círculo. ¿Qué es lo que ocurre en realidad? Si no ejecutas en su totalidad el presupuesto del 422A y te aprovisionas de dinero, sabiendo que el retraso va a ocurrir (en 2016 pagaron el 29 de abril, por ejemplo) te restan dinero de la asignación del 422A del año siguiente, porque dicen que tienes dinero en tu cuenta. La Consejería castiga, así, al ahorrador, al previsor, en contra de sus propias recomendaciones. Si, por el contrario, has ejecutado el presupuesto en su totalidad, te quedas sin nada para afrontar los gastos de este primer cuatrimestre del año, como vemos que está ocurriendo porque no cumplen los plazos, siendo, en este caso, las empresas prestatarias las damnificadas, ya que, sin cobrar, están sosteniendo el servicio correspondiente. “Si terminas el año sin remanentes resulta complicado llegar a estas fechas si tardan tanto en ingresarlo”, relata un director. Quien abunda en la idea de que “tampoco nos han avisado para hacer el consejo escolar donde se informa del presupuesto”, algo preceptivo, según las instrucciones de inicio de curso. ANPE defiende un servicio educativo de calidad. Y para ello es necesario dotar a los centros educativos de los recursos necesarios, sin cicatería.



#Centros

Volver