¿Puede un profesor administrar medicamentos a sus alumnos?


05 Jun, 2015

¿Es Ud. profesor o padre? Responda a estas preguntas. ¿Puede un profesor administrar medicamentos a sus alumnos? ¿Tiene el profesorado formación para administrar medicamentos? ¿Puede el profesorado manejar el historial clínico de alumnos? ¿Quién asume la responsabilidad Y consecuencias de una mala praxis en la administración de medicamentos? ¿Estamos ante un caso de intrusismo profesional? ¿Ud como padre considera conveniente que un neófito administre medicación a su hijo? Las Consejerí AS de Sanidad Y de Educación, Cultura Y Deporte acaban de publicar de forma conjunta en el BOPA del 04/06/2015 una Resolución en la que se establecen Estrategias en materia de Salud Escolar. En ella se regula: Desarrollo del programa de Educación Y Promoción de la Salud en la Escuela. Desarrollo del programa de Protección de la Salud en la Escuela. Desarrollo del programa Aulas Hospitalarias Y Atención Domiciliaria. Planificación del programa para un Centro Terapéutico Educativo. Elaboración de un protocolo para la colaboración en Educación para el Consumo. Elaboración de un protocolo para la atención a escolares con enfermedades que requieren actuaciones con farmacoterapia en los centros escolares. Este último protocolo establece que el Centro Educativo, con sus propios medios, debe dar una respuesta adecuada a las necesidades fármaco-terapéuticas del alumno que se produzcan durante la jornada escolar, si hay una petición expresa de los padres. Además se especifica que: “La familia aporte toda aquella documentación médica que sea precisa para la correcta atención, con las indicaciones oportunas que sean pertinentes al caso”. Se convocará la Comisión de Salud Escolar que se prevé crear en cada Centro Escolar (se desconoce quién formará parte de ella), que podrá acordar la administración de fármacos Y/o terapias al alumno. El Consejo Escolar deberá ratificar la decisión. Se incluirá el protocolo de actuación en el Plan Integral de Convivencia Y se difundirá a todo el personal del centro educativo para su conocimiento. Se desarrollará “un programa de formación para extender sus contenidos a la Comunidad Educativa del Centro”. El Centro Sanitario de referencia participará únicamente en el proceso, prestando asesoramiento Y colaborando en la formación del personal del centro docente. Vaya por delante que ANPE exige la adecuada atención al alumnado que lo precise, durante la jornada escolar. Dicho esto, ANPE considera que las medidas propuestas constituyen una auténtica temeridad: ni el sistema educativo ni los docentes tienen como función la asistencia sanitaria del alumnado, ni la formación adecuada para ello, sobre todo cuando ésta, por su complejidad, supera el ámbito de lo que podríamos denominar “primeros auxilios”. Más ALLá del deber de socorro, puntual, está la administración de medicamentos en tratamientos pautados o por enfermedades crónicas o sobrevenidas (como las crisis alérgicas) a nuestros alumnos. ASí, nos encontramos ante un doble problema legal: el de la competencia, Y el de la responsabilidad administrativa o penal ante el perjuicio causado por una mala praxis por inexperiencia o desconocimiento, por más que se haya actuado con buena voluntad. Y aún más, estamos ante un problema académico: la administración de medicamentos tiene sus horas. El docente se verá obligado a parar/abandonar su clase Y administrar el medicamento, tantas veces como sea necesario para atenerse a la pauta de medicación de los alumnos que lo requieran, desatendiendo la función que le es inherente: la docente. Un cúmulo de despropósitos. La confianza de la Consejería de Educación en sus profesionales es excesiva en este punto, por más que el profesorado asturiano tenga ya acreditada su competencia en diversas materias: docentes, administrativos, mediadores de conflictos, vigilantes de seguridad, libreros, bibliotecarios...y ahora también, si el sentido común NO lo remedia, sanitarios. Repetimos: ANPE exige la adecuada atención al alumnado que lo precise, durante la jornada escolar...pero en manos de los profesionales cualificados. Hay medios para hacerlo adecuadamente, como se hace en otros países de nuestro entorno (Francia) o en comunidades vecinas (Cantabria): reclamamos que sea el personal técnico cualificado del centro de salud de referencia de cada centro docente el encargado del suministro de medicamentos Y otras actuaciones terapéuticas. La salud, como la educación, NO admite ocurrencias ni subcontratas.