Volver

Asturias Abr 18, 2018

ANPE denuncia la discriminación del personal docente


El Principado acaba de anunciar la ampliación de presupuesto para poner en marcha el 2º nivel de carrera profesional para los funcionarios de la Administración Gral.

Se excluye de la medida al personal sanitario (que ya tiene carrera consolidada desde 2008) y al personal docente, que carece de un modelo de carrera profesional por el boicot de los sindicatos SUATEA, CSIF y CSI que acudieron a los juzgados para su anulación y que, junto a los representantes de CCOO, se manifestaban rechazando la adhesión al plan de evaluación, mientras en un alarde de desfachatez muchos de ellos se apresuraban a subscribirlo.

Sólo el aval de ANPE y otra organización sindical permitió la consecución de un acuerdo que sentaba las bases de la Evaluación de la Función Docente y sus Incentivos, que hoy disfrutamos, equivalente al nivel 1 de la truncada carrera profesional docente. Y que recientemente se ha hecho extensiva al personal interino, gracias a las iniciativas judiciales impulsadas por ANPE, contra el contumaz empecinamiento de la Consejería, que ha contado con el silencio cómplice y pasivo de quienes reivindican de todo, pero nunca hacen nada productivo.

¿Resulta creíble una administración que, por boca de directores generales, se comprometió en Mesa de Negociación a “no tomar ninguna medida discriminatoria para los docentes”? Deberían de ir dimitiendo, bien por incapacidad, bien por desconocimiento, o bien por engaño manifiesto.

ANPE, como sindicato mayoritario del sector docente y firmante del 1º Plan de Evaluación docente, denuncia que con esta medida el Principado propicia una discriminación flagrante del personal docente y establece categorías de empleados públicos en función de la Consejería en la que presten sus servicios.

Margina a nada menos que 11.000 docentes, sabedor quizás (entonemos el mea culpa) de la poca fuerza de las movilizaciones del colectivo, saturado de problemas laborales.

Este agravio se añade a otros, (equiparación salarial con otras CCAA, jornada lectiva, burocracia, tareas no docentes impropias, etc.), generando un clima nada adecuado para desenvolver la tarea docente.

¿Hasta qué límite tiene que llenarse el vaso para colmar la paciencia de los docentes asturianos?


#Acción sindical #Plan de evaluación

Volver