ANPE: razones para NO secundar la huelga de 9 de marzo

Volver

Asturias Mar 06, 2017

En relación a la convocatoria de huelga general en la Educación para el próximo día 9 de marzo, ANPE manifiesta su voluntad de NO secundar la convocatoria de huelga

Algunos sindicatos, asociaciones de estudiantes y de padres, promueven una huelga con el objetivo de exigir la derogación definitiva de la LOMCE, la reversión de los recortes y exigiendo un pacto social y no solo político.

Desde ANPE manifestamos nuestra voluntad de NO secundar la citada convocatoria de huelga por los motivos siguientes:

  • En primer lugar, no entendemos ni compartimos la actitud de los sindicatos convocantes: rompen la unidad de acción sindical y convocando al profesorado a una huelga general que responde a fines políticos. Máxime cuando recientemente todos los sindicatos hemos presentado un escrito en el Ministerio de Educación, con la solicitud de ser convocados a una Mesa de Negociación para tratar el Pacto Educativo, el Estatuto Docente y la reversión de los recortes.
  • Una vez más, motivos de carácter exclusivamente políticos y demagógicos son esgrimidos no sólo por los sindicatos, sino por padres y estudiantes. Muestra evidente de esta circunstancia es argumentar entre otras cuestiones que la huelga es una medida de protesta contra el recurso que el Gobierno del PP presentó ante el Tribunal Constitucional contra la decisión del Congreso de levantar su veto a la iniciativa parlamentaria que pedía la derogación de la LOMCE o exigir al Ministerio de Educación que tenga en cuenta sus reivindicaciones de cara al futuro Pacto de Estado por la Educación, para que sea social y no solo político.
  • Estamos en un tiempo de diálogo y pacto. Y hay que agotar las posibilidades de diálogo e interlocución. Este pacto, si sale adelante, debe servir de base para que el Gobierno elabore un proyecto de Ley Básica de Educación, que sustituya la legislación vigente, y que nazca con vocación de estabilidad a partir de un amplio acuerdo parlamentario y social. Lo más reseñable hasta ahora es la puesta en marcha de la comisión parlamentaria para abordar este pacto educativo. Además de anunciarse la intención de sacar adelante un Estatuto Docente. La LOMCE, una ley que nace sin consenso y no es la reforma profunda que necesita nuestro sistema educativo, ha terminado su proceso de implantación y las controvertidas evaluaciones externas que desarrollaba dicha ley, han quedado en suspenso por una normativa recientemente promulgada, excepto para el acceso a la Universidad que es prácticamente similar a la antigua PAU, ante las muchas críticas recibidas.
  • Derogar una Ley, como en numerosas ocasiones hemos manifestado desde ANPE, sin existir la posibilidad de sustitución por otra Ley alternativa por los plazos legales establecidoses irrealizable y contribuiría a añadir más incertidumbre al ya inestable panorama en el que se desenvuelve la Educación en nuestro país.
  • ANPE ve equívoca la llamada a la participación en una huelga del profesorado, que sufrirá una merma significativa en su salario, en tiempo de crisis, consecuencia que no tendrán otros convocantes.
  • Conviene recordar, además, la actitud de la CEAPA que ha dejado muy clara su opinión sobre la labor del profesorado, con la reciente convocatoria de la huelga de deberes, su injerencia ante la labor docente y el menoscabo a la autoridad del profesorado.
  • No obstante, en este tiempo de diálogo, ANPE se ha reunido en el Congreso de los Diputados con el grupo parlamentario Ciudadanos y ha comparecido en el Congreso para hablar del Pacto. Próximamente se va a convocar la Mesa Sectorial, según nos ha informado el Secretario de Estado.
  • En este escenario abierto al diálogo y a la interlocución a varios niveles, no tiene sentido una convocatoria de huelga hasta que no veamos el resultado final de todo el proceso. No obstante, seremos exigentes con este Gobierno para que no se repita lo que sucedió en la elaboración, gestión y desarrollo de la última reforma educativa.
  • Desde ANPE, no nos cansamos de reiterar que cualquier proceso de reforma que se quiera acometer en el ámbito educativo debe contar inexorablemente con el profesorado. Si comprobamos que en los temas profesionales y laborales se legislara de espaldas al profesorado y no se abordara una negociación en el marco de la mesa sectorial y en los foros legítimamente establecidos en todos los ámbitos, nos reservamos la posibilidad de convocar movilizaciones y las actuaciones sindicales que consideremos conveniente en defensa de nuestros derechos.


#Notas de prensa

Volver