Volver

Asturias Dic 03, 2016

Irrelevante huelga de deberes escolares: las familias desautorizan la iniciativa


Nula incidencia de la huelga de deberes: los centros educativos han seguido funcionando con normalidad

ANPE-Asturias agradece a las familias su confianza en los criterios técnico-profesionales y las decisiones de los docentes a la hora de establecer tareas escolares, así como su respeto a la autonomía pedagógica y organizativa de los centros educativos, como ha quedado de manifiesto en el irrelevante seguimiento de la huelga de deberes, inferior al 1%, convocada por una confederación de padres, que ha cosechado un duro correctivo de sus propias filas.

Esta convocatoria, que se había hecho extensiva a la sociedad, coincide además con otra campaña publicitaria comercial que también cuestiona la labor del profesorado.

ANPE se ha quedado solo en la defensa del profesorado, frente al resto de OOSS que integran la JPD de Asturias, que no han considerado procedente debatir sobre este tema, dejando a su suerte al profesorado al que dicen representar, temerosos de confrontar con las asociaciones de padres.

Pero hemos contado con el inestimable apoyo del Consejero de Educación, Genaro Alonso, por su relevancia institucional, la valentía política y la clarividencia en su manifestación pública, al calificar de “injusto y peligroso” la insumisión a los deberes y que “esa rebelión supone una afrenta y un desafío a la autonomía pedagógica de los centros y a la autoridad de todo el profesorado”, además de un incumplimiento flagrante de la normativa vigente.

Sin embargo, el respaldo definitivo ha sido la respuesta de los padres, que mayoritariamente han rechazado la huelga contra los deberes, por el irrelevante seguimiento de la misma.

Para ANPE-Asturias la huelga de deberes promovida es una actitud irresponsable que perjudica al rendimiento académico del alumno y que socava la autoridad del profesorado y la relación profesor-alumno.

Defendemos la importancia del diálogo y la necesaria implicación y cooperación entre el centro docente y la familia para la mejora de la educación de nuestros alumnos y su rendimiento escolar.

Y apostamos por la racionalidad y la adecuación de las tareas escolares, pero desde el respeto al docente y a los indudables beneficios de dichas tareas: afianzar lo aprendido en el aula, inculcar hábito de estudio, fomentar el esfuerzo personal e incluso la organización y planificación del trabajo del alumno.

No hay alternativa pedagógica a los codosNi siquiera en Finlandia, paradigma del éxito educativo


#Notas de prensa

Volver